Noticias

El auge del comercio electrónico obliga a las marcas de lujo a vender en Internet

Julio - 2019 | Le Monde | Comentarios (0)

Las marcas de moda de lujo cada vez más apuestan por las ventas de sus productos en Internet. El caso de Fenty, la compañía de moda recientemente creada por la cantante Rihanna junto con LVMH, ha supuesto un cambio en la concepción del modelo de negocio de los productos de lujo, puesto que está enfocada al comercio ‘online’, contando con apenas dos tiendas físicas.

Otras marcas como Gucci, que lleva vendiendo en Internet desde el 2002, ha doblado su cifra de negocios en la web en tres años, su marca online pertenece al grupo Kering, que representa el 9 % de sus ventas mundiales. Del mismo modo, LVMH generó 3,7 mil millones de euros en ingresos en 2018. Ambas empresas han visto aumentar sus ventas alrededor de un 20 % en Internet, según sus resultados publicados.

Actualmente, el porcentaje de ventas de productos de lujo que se hace online representa un 10 %, pero se espera que para el 2025 llegue al 25 %. Según el director general del grupo LVMH, los fabricantes deben replantear su estrategia, puesto que los clientes, sobre todo el público más joven, reclaman poder comprar en línea además de las tiendas físicas.

Según Le Monde, el mercado más representativo se encuentra en China, donde la venta por Internet de productos de lujo representa ya el 35 % del total. Algunas marcas como Yves Saint Laurent han decidido comercializar sus productos en el market-place especializado en lujo de Alibaba: Tmall Luxury. Esta plataforma, en tan solo dos años desde su lanzamiento, vende cerca de una centena de marcas de lujo y de marroquinería, pero todavía no cuenta con marcas como Louis Vuitton, Gucci o Dior. Junto a esta herramienta, otros dos gigantes se disputan el mercado de la venta en línea de este sector, concretamente, Farfetch y YNAP.

No obstante, la venta online también tiene sus puntos negativos, tal y como explica Audrey Depraeter-Montacel, directora de la división de lujo y moda de Accenture Consulting. Este modo de venta exige presentar novedades más frecuentemente que en las tiendas físicas. Además, “es más difícil traducir la imagen de una marca en la pantalla del ordenador o del smartphone, siendo necesario el uso de vídeos y de realidad aumentada.” En este sentido, Kering ha revisado su presupuesto de comunicación para dedicarle más dinero a otros medios como Instagram.

La venta directa en el sector de la moda toma peso en Francia

Las jóvenes marcas de moda 'online' continúan su expansión con la apertura de tiendas en Francia


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex