Noticias

La reforma eléctrica que prepara el Gobierno mexicano obstaculizaría el desarrollo de las energías renovables

Octubre - 2021 | El Economista | Comentarios (0)

La reforma de la Ley Eléctrica en México podría suponer un retroceso en el desarrollo de energías renovables en el país.

En septiembre de 2021, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presentó una iniciativa de reforma de la Ley Eléctrica en el Congreso. En ella, el ejecutivo pretende fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dando una clara predominancia a la energía hidroeléctrica frente a las demás fuentes. Esta reforma ha suscitado mucha animadversión entre diferentes asociaciones y empresas de carácter privado, entre otros motivos, por limitar la competencia y dejar a un lado las energías renovables.

Según publica El Economista, para entender esta crítica es importante recalcar que en 2013 se aprobó una reforma energética de gran envergadura en el sector eléctrico. Con ello, se puso en marcha un mercado eléctrico mayorista (MEM), se crearon subastas para la compra de energía a generadores particulares, se diseñaron los Certificados de Energías Limpias (CEL) y la definición de usuarios calificados (que permitían comprar energía a CFE como a particulares). Esta reforma dio un impulso importante a las energías renovables en el país.

Gracias a la reforma de 2013 muchas empresas privadas entraron en el sector y desarrollaron iniciativas en el campo de las energías renovables. Según datos de la Secretaría de Energía (Sener), de los cuales se hace eco Energía Hoy, México registró al cierre de 2020 más de 4000 MW instalados de energía solar, un crecimiento del 30 % respecto del año anterior. Además, en acuerdos para Generación Solar Distribuida se pasó de 85 000 contratos, con una capacidad instalada de 570 MW, a 94 893 en el mismo periodo.

En el panorama actual, si la reforma de AMLO sale adelante, la CFE generará como mínimo el 54 % de la energía eléctrica. Además, desaparecerá la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) se incorporará a la CFE; así, no existirá un organismo regulador autónomo que brinde una certidumbre para las empresas privadas del sector. Estos factores, denuncian los expertos, impactará en la competitividad y perjudicará las inversiones realizadas por empresas extranjeras en México.

La reforma de 2021 todavía tiene que ser aprobada y puesta en marcha, por lo que no se sabe a ciencia cierta cómo va a ser la configuración del mercado en el futuro. Por ahora, existe mucha incertidumbre para empresas de energía, extranjeras y nacionales, y una gran probabilidad de afectación a la estructura actual del mercado eléctrico.

México participará en la fabricación de semiconductores ante la crisis de desabastecimiento

México ocupa el cuarto lugar de Latinoamérica en la clasificación EY sobre países más atractivos para invertir en energías limpias


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex