Sala de Prensa

La comercialización de productos farmacéuticos en Bolivia centra un webinario

11/03/2021
Reunirá a ponentes de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología de Salud de Bolivia
Reunirá a ponentes de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología de Salud de Bolivia
El mercado farmacéutico boliviano ha experimentado una fuerte expansión
Se abordará la compleja regulación del sector y se ayudará a identificar un interlocutor en la agencia nacional

 

El próximo 25 de marzo se celebrará el webinario Regulación y comercialización de medicamentos y productos farmacéuticos en Bolivia, que tiene como objetivo ayudar a las empresas asistentes a solventar sus dudas ante la creciente complejidad de la regulación de este sector en Bolivia, así como facilitarles un interlocutor válido en la agencia nacional competente.

Organizado por ICEX, en colaboración de la Oficina Económica y Comercial de España en La Paz, reunirá a ponentes de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología en Salud de Bolivia y de una empresa farmacéutica española con experiencia exportadora a este país, que  explicarán los procedimientos y la regulación aplicable para la exportación de medicamentos.

Fuerte expansión
El mercado farmacéutico boliviano ha experimentado años de fuerte expansión de la mano de la bonanza económica del país, la mayor preocupación por el bienestar de la población, el gran crecimiento de cadenas de distribución farmacéuticas  por todo el país y la continua inversión tanto de laboratorios privados como del Estado, quien ha puesto en marcha el Sistema Único de Salud en 2019 para avanzar hacia un sistema de salud universal y gratuito.

Aunque las perspectivas de crecimiento en el país se han visto afectadas por la situación global generada por la pandemia del Covid-19, la demanda de servicios de salud y de productos farmacéuticos mantiene una tendencia creciente según los últimos datos disponibles.

En paralelo, se ha observado durante los últimos años un crecimiento continuado de las importaciones de medicamentos, alcanzando la cifra de 340 millones de dólares en 2019. A medio plazo, a pesar de los esfuerzos realizados para adquirir tecnología y producir las fórmulas más complejas nacionalmente, Bolivia va a continuar siendo dependiente de adquirir los medicamentos más avanzados del extranjero, por lo que la cifra de las importaciones se estima seguirá al alza en los próximos años.

En consecuencia, las oportunidades de negocio en el mercado farmacéutico boliviano pasan por la introducción de productos especializados y con alto valor añadido. La imagen de los productos españoles se asocia con la calidad, un aspecto a tener en cuenta a la hora de diferenciarse de otros productores internacionales.