Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

 

 

 

Tamaño y características del mercado

Grecia cuenta con una población de 10,72 millones de personas, que tiende a la baja. Se trata de un país relativamente envejecido, con una edad media de 44,9 años. El 13% de la población tiene entre 15 y 24 años, el 42% entre 25 y 54 años, algo más del 13% cuenta con entre 55 y 64 años y más del 20% de la población es mayor de 65 años. El tamaño medio de los hogares griegos es de 2,4 miembros y más de un 25% del total cuentan con tan solo un miembro. Respecto al nivel educativo, el 72%  de los adultos griegos entre 25 y 64 años han completado la educación secundaria, por debajo de la medida de la OCDE (72%).

Áreas geográficas más importantes

Las dos principales áreas de negocio del país se encuentran, por un lado, en Atenas y su zona de influencia (en la región del Ática) y, por otro, en Salónica (región de Macedonia).

  • Ática                                                                                                                        

El área de Ática, con sede Atenas, abarca un 34,89% de la población total del país y produjo el 47,3% del PIB del país en 2018.

 

  • Macedonia Central (Salónica)

El área de Macedonia Central, con sede en Salónica, concentra el 17,47% de la población. Está formada por las regiones de Salónica, Serrai, Calcídica, Emacia, Kilkis, Pela y Pieria y produce el 13,84% del PIB.

Educación

En Grecia, el 72% de los adultos de 25 a 64 años han completado la educación secundaria superior, menos que el promedio de la OCDE de 74%. Esto es más correcto para las mujeres que para los hombres, ya que el 70% de los hombres han completado con éxito la escuela secundaria, en comparación con el 73% de las mujeres.

Rasgos generales de la demanda

La profunda recesión económica a la que Grecia tuvo que hacer frente durante gran parte de la década pasada hizo que los consumidores griegos modificaran sus hábitos de gasto, volviéndose muy sensibles a los precios y optando por mecanismos alternativos de compras. En términos de poder adquisitivo, la renta per cápita griega alcanzó los 17.500 euros en 2019, por debajo de la media de la OCDE. Asimismo, en los últimos años se ha visto una caída importante del consumo, consecuencia tanto de las expectativas negativas del devenir de la economía, como de la limitación de la capacidad de consumo de los hogares griegos ante el alza de numerosas figuras impositivas con el objetivo de cuadrar la cuentas públicas. Entre las medidas anunciadas por el nuevo gobierno, se encuentra el reducir dicha presión fiscal y aumentar con ello la renta disponible de las familias.

Un número cada vez mayor de griegos opta por las compras en línea, ya que el comercio minorista a través de este canal les ofrece la posibilidad de comparar una amplia gama de productos y precios. Este comportamiento se ha visto reforzado a raíz de la situación de confinamiento provocada por la COVID-19, que ha reforzado y generalizado el uso del canal online como alternativa al canal minorista tradicional.

Por otro lado, la crisis financiera también trajo consigo un cambio en el patrón de consumo de los griegos, que cada vez más tienden a alargar la vida útil de los productos mediante reparaciones, en lugar de adquiriendo nuevos en caso de avería.

 

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

La distribución en Grecia presenta dificultades. Y ello, como consecuencia de la existencia de áreas geográficas con patrones de distribución muy diferenciados, a lo que se suma que el 19% de su superficie esté constituido por islas. La competencia es asimismo limitada en este ámbito de actividad. Todo ello dificulta el transporte y encarece el precio final del producto.

La mayoría de los productos extranjeros, especialmente los aparatos eléctricos, solían importarse a través de distribuidores exclusivos. Esto ha cambiado con el crecimiento de grandes grupos que, o bien se han establecido directamente en Grecia, o bien han adquirido cadenas preexistentes y han continuado usando el nombre y marca de la empresa adquirida (por ejemplo Dixons, que ha continuado utilizando el nombre y marca de la cadena de electrónica Kotsovolos desde su adquisición en 2003). Varios de los grandes constructores de automóviles se han establecido con filiales en Grecia para dar apoyo a sus redes comerciales. El efecto de la crisis en el comercio minorista se ha dejado notar con cierto incremento de las ventas por parte de las grandes superficies y cadenas a costa de las pequeñas tiendas de conveniencia y las tiendas especializadas.

Desde hace varios años, en Grecia se aprecia un incremento en el uso de servicios de compra a través de Internet, cuya facturación ascendió a 2.708,2 millones de euros en 2019, presentando un incremento del 8,5% respecto a 2018. Sin embargo, los canales de distribución tradicionales siguen siendo los predominantes, a pesar de la aparición de este fenómeno que, en cualquier caso, no es ajeno a lo ocurrido en otros países europeos.

Como en la mayoría de los países, en Grecia el canal de distribución depende del producto en particular considerado, con lo que su adecuada selección, tomando en consideración las características del mercado griego, es esencial. Puesto que la especificidad del producto es determinante a la hora de elegir el canal de distribución más adecuado en Grecia, se recomienda a la empresa española que se ponga en contacto con la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Atenas para obtener la información más adaptada al producto en lo que a canales de distribución se refiere.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

Grecia es el tercer país de su área geográfica en términos de población y el tamaño de su economía, en términos de PIB, es de alrededor de un 30% del PIB de Turquía, con una población casi 8 veces superior, y muy similar al PIB de Rumanía, cuya población casi dobla a la de Grecia. Así, Grecia es el país con mayor PIB per cápita de entre los países de su área de influencia económica, siendo 1,9 veces superior al PIB per cápita del país que le sigue, Turquía.

Su grado de desarrollo relativo en comparación con los países de la región, así como su relativamente elevado PIB per cápita, han hecho de Grecia un importante inversor en toda su zona de influencia. Esa diferencia de desarrollo con su área próxima también ha impulsado un movimiento de deslocalización de empresas griegas hacia esos países.

Por otro lado, Grecia está cobrando cada vez más importancia como eje regional de transportes, al ser la conexión natural con los países balcánicos orientales y Turquía. Asimismo, su importancia geoestratégica como país estable y europeo en el área del Mediterráneo oriental está es muy relevante.

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Tras varios años de recesión, la economía griega volvió a tasas de crecimiento positivo del PIB en 2017 (+1,5%). La tendencia se consolidó en 2018, año en el que la tasa de crecimiento del PIB griego alcanzó el 1,9%, al igual que ocurrió en 2019.

Si bien para 2020 y años posteriores las previsiones iniciales del FMI y de la Comisión Europea apuntaban a una continuación de esta tendencia, con tasas de crecimiento del PIB próximas o superiores al 2%, la crisis derivada del coronavirus, con un fuerte impacto previsto sobre la economía griega, ha provocado que este escenario haya quedado superado. A título orientativo, el 14 de abril el FMI publicó su World Economic Outlook en el que, para Grecia, estima una caída del 10% del PIB en 2020, que volvería a tasas de crecimiento positivo en 2021 (+5,1%). Por su parte, la Comisión Europea estimaba en sus previsiones macroeconómicas de primavera, publicadas en mayo de 2020, que la caída del PIB será del -9,7%, con un rebote del 7,9% en 2021, 2 meses después revisó dichas proyecciones en sus previsiones de verano, estimando una caída del PIB en 2020 del -9%, que rebotaría únicamente un 6% en 2021. Por su parte, las más recientes previsiones del Banco Central de Grecia, de finales de julio de 2020, contemplan una horquilla de caídas del PIB de entre el -4,4% en un escenario optimista, y el 9,5% en un escenario pesimista.

En cualquier caso, estas cifras deben tomarse con cautela debido a la incertidumbre existente respecto al impacto final de la crisis del coronavirus en la economía griega, máxime ante la posibilidad de que se produzca una segunda oleada del virus.

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex