Sistema financiero

Sistema financiero

El gobierno búlgaro, ayudado y presionado por las Instituciones Financieras Internacionales adoptó, a lo largo de la década de los noventa, reformas legales e institucionales que han permitido desarrollar el sistema financiero del país y la implantación de grandes multinacionales, bancos y aseguradoras extranjeras. Esta mayor presencia de entidades extranjeras se ha intensificado tras el ingreso de Bulgaria en la UE.

  • Sector Bancario
La crisis económica de 1996 y 1997 estuvo marcada desde su inicio por el colapso del sistema financiero, provocado por la proliferación de instituciones de ahorro con estructuras piramidales al amparo de la falta de supervisión del sistema. La quiebra de los bancos agravó la crisis de hiperinflación y depreciación, constriñendo el crédito y el multiplicador monetario. Por ello, la estabilización del sistema fue la principal prioridad del FMI en los programas de estabilización y ajuste.
La introducción del “currency board” junto con el Acuerdo Stand-by con el FMI, el éxito del Programa de Privatización Masiva, la puesta en marcha de una nueva Bolsa de Valores y la aprobación de nuevas normas de solvencia, en línea con las directivas de la UE, condujeron a la estabilidad económica y monetaria del país, permitiendo el reinicio de los préstamos al sector empresarial.
El sector financiero búlgaro está basado en el sistema bancario y es principalmente de capital extranjero. Los bancos han mantenido sus colchones de capital y han seguido siendo rentables a pesar de la reducción en el volumen de préstamos e incluso han mejorado su posición de liquidez. El ratio de adecuación del capital (16,7%) y el capital básico (core tier-one ratio, 15,2%), están por encima de las medias internacionales.
A pesar de ser bancos de capital extranjero, las entidades búlgaras no son filiales ni sucursales, sino que se han constituido de acuerdo con la regulación búlgara y están sometidos a las normas de capital y supervisión nacionales (más estrictas en muchos casos que los estándares previos a la crisis de la mayoría de los países de la UE). Además, el sistema bancario ha ido incrementando su financiación doméstica en lugar de depender de la liquidez de las matrices.
A pesar de la estabilidad del sector financiero, la debilidad de la recuperación económica afecta al riesgo de crédito y no se espera que el crédito vuelva a crecer en el corto plazo, dado el alto apalancamiento del sector empresarial (146% del PIB).
La tasa de morosidad se sitúa en torno al 17%. La mayoría de los préstamos impagados está provisionado en los balances de las entidades, lo que proporciona a los bancos margen de maniobra.
En Bulgaria operan 23 bancos nacionales (tras la quiebra del KTB) y 6 bancos extranjeros a través de sucursales. Los 5 primeros bancos son: UniCredit Bulbank (activos por valor de 6.500 millones de euros de capital austriaco), DSK Bank (activos por valor de 4.531 millones de euros, capital húngaro), First Investment Bank (activos por valor de 3.600 millones de euros, de capital Búlgaro en su mayoría) y United Bulgarian Bank (activos por valor de 6.600 millones de euros, de capital griego).
Fuera de los 5 mayores bancos destaca el capital griego en bancos como el Postbank (casi 3.000 millones de euros en activos y un 54,3% de capital griego), el Alpha Bank (casi 2.000 millones de activos y 100% capital griego), Piraeus Bank (1.600 millones en activos y 100% capital griego). También es importante la presencia de Austria (Raiffesisenbank, 3.150 millones en activos; Central Cooperative Bank, 1.720 millones en activos). Hay también varios bancos públicos como el Banco de Desarrollo de Bulgaria (853 millones de euros en activos y 99,9% propiedad del Ministerio de Finanzas), o el Banco del Ayuntamiento de Sofía (Municipal Bank, con 556 millones de euros en activos).
 
Los principales riesgos que el Banco Nacional de Bulgaria consideró durante el año 2008 derivaron de la expansión crediticia y del descenso de calidad en los activos, circunstancias que, unidas al clima financiero internacional desfavorable, sometieron a ciertos riesgos el sistema bancario búlgaro, que se halla en la actualidad en una fase de crecimiento del mercado caracterizada por la intensa competencia entre los bancos. Desde 2014, los problemas que enfrenta el sector son: la quiebra del KTB (Corporate Commercial Bank) el pasado verano puso de manifiesto las debilidades del marco de supervisión y gestión de crisis del sistema financiero en Bulgaria; en general el sistema bancario ha mostrado resistencia ante el daño a la confianza causado por la quiebra del KTB, gracias a la liquidez del sistema y a la aprobación de un mecanismo de liquidez aprobado por el Banco Nacional de Bulgaria y el Gobierno, que se aplicó al mayor banco doméstico, el First Investment Bank; el alto endeudamiento del sector empresarial (uno de los más endeudados de los nuevos estados miembros). Las deudas aumentaron rápidamente durante el periodo pre-crisis y apenas han disminuido desde 2008. La cartera de préstamos empresariales representa más del 55% de la cartera doméstica de los bancos.

Mercado de Valores

En 1997, se enmendó la Ley de Valores y Bolsa, eliminándose los obstáculos a la negociación de valores, especialmente para las acciones procedentes del programa de privatización masiva. El mismo año, y como complemento, se creó una nueva Bolsa de Valores que comenzó a funcionar a principios de octubre de 1997 (BSE, Bulgarian Stock Exchange).

El principal índice del mercado bursátil búlgaro es el SOFIX, en el que se incluyen las empresas de mayor liquidez del mercado. Su número puede fluctuar entre 5 y 50, actualmente 20 empresas. Este índice de base 100 de 20 de octubre de 2000 se sitúa el día 25 de marzo de 2009 en 276,1.

Otros índices importantes son: el BG40, formado por las 40 empresas con un mayor número de transacciones en los seis meses anteriores, el BG REIT, que incluye la cotización de compañías que operan en el campo de la intermediación inmobiliaria, y el BG TR30, que abarca por paquetes acciones de igual peso.

  • Sector Asegurador

El mercado asegurador búlgaro estuvo muy protegido hasta mediados de 1997, momento en que se aprobó la Ley del Seguro, que introducía estándares occidentales.

En la actualidad, el mercado de seguros búlgaro se encuentra en un proceso de crecimiento caracterizado por la creciente competencia y por la compra de activos locales por parte de compañías multinacionales, entre los que cabe destacar Allianz Bulgaria, AIG Bulgaria, ING Bulgaria, Generali Bulgaria o KBC, que adquirió en 2007 el antiguo monopolio estatal.

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

FONDOS DE CONSULTORÍA CON LOS BANCOS MULTILATERALES DEL ICEX

El ICEX (www.icex.es) mantiene un acuerdo con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), mediante el que pone a disposición de esta institución fondos dirigidos a la contratación de firmas consultoras españolas.

Estos Fondos Fiduciarios de Consultoría, dotados con cargo a la línea de financiación FEV (Fondo de Estudios de Viabilidad) de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, están destinados a la contratación de empresas consultoras españolas por el BERD, para la elaboración de estudios previos de programas y proyectos susceptibles de ser financiados por parte de la institución contratante.

BANCO EUROPEO DE INVERSIONES (BEI).

Tras haber financiado durante quince años proyectos de apoyo a la convergencia de Bulgaria con la Unión Europea, las operaciones de préstamos del BEI cubren en la actualidad todos los principales sectores económicos del país, desde infraestructuras hasta fabricación y servicios. Asimismo, mediante la financiación a instituciones financieras locales, abarca el apoyo a pequeñas y medianas empresas y a municipios.

Desde 1990 el BEI ha contribuido con 1.240 millones de euros a la financiación de proyectos de inversión en relación con el cumplimiento de los criterios de acceso a la UE.

Entre los proyectos en los que ha participado el BEI como entidad financiadora, destacan la construcción de varios tramos de la autopista de Trakia (100 millones de euros); la mejora de la línea de ferrocarril Plovdiv-Svelingrad (70 millones de euros); la construcción de un puente sobre el Danubio (50 millones de euros) y la contribución de 60 millones de euros para la construcción de la nueva terminal del aeropuerto de Sofía que entró en funcionamiento en diciembre de 2006.

En el año 2015, el EIB cedió 65 millones de Euros a Bulgaria, que se reparten en los siguientes sectores: 0,2% para energía; 31% para transporte y telecomunicaciones; 18% para agua, residuos sólidos y desarrollo urbano; 7% para industria y 44% para proyectos de menor y media escala.

Esta cantidad, sin embargo, es inferior a la de los últimos años, ya que de 2011 a 2015 el BEI invirtió alrededor de 1.300 millones de Euros para promover el desarrollo económico de Bulgaria (el año 2014 fue el más destacado, con 610 millones). Destaca el 62% dedicado a la financiación de transporte e infraestructuras de transporte, mientras que el 38% restante tuvo como objetivo la promoción de las PYMES búlgaras.

BANCO EUROPEO DE RECONSTRUCCIÓN Y DESARROLLO (BERD).

El BERD cofinancia proyectos de desarrollo en Bulgaria como operaciones de suministro, obras y asistencia técnica. El objetivo de las inversiones del BERD es la mejora de las oportunidades de inversión en el país, mediante la facilitación de las privatizaciones, del flujo de inversión extranjera y la intensificación del apoyo bancario al desarrollo del sector privado.
 
En su estrategia, el BERD ha ayudado en las reformas emprendidas por el gobierno para la transición exitosa a la economía de mercado. En la actualidad, el último plan publicado del BERD en Bulgaria (2015) se proponía aumentar la competitividad a través de una mayor eficiencia, una gestión más dinámica y más innovación. Para ello, su inversión de 82 millones de euros (frente a los 83 de 2014 y a los 197 de 2013) busca reforzar el sector financiero y estrechar las diferencias de infraestructuras con el resto de la UE.
 
A fecha 1 de abril de 2016 cuenta con un total de 229 proyectos, con una inversión acumulada de 3.324 millones de euros. Esta cantidad se reparte, según sectores, de la siguiente manera: 25% para la energía; 34% para instituciones financieras; 31% para industria, comercio y agricultura y 10% para infraestructura. Los proyectos más destacados recientemente son:

Sector
Importe
Fecha de apertura
REECL Fase 3. Proyecto para mejora de eficiencia energética en residencias (Energía)
Energía
24,4 millones de euros
17/03/2016
Fondo de Garantía de Depósitos de Bulgaria
Finanzas
600 millones de euros (el BERD concede crédito de 300 millones)
24/09/2015
Bulsatcom
Información y tecnologías de la información
85 millones de euros
03/08/2014
Sofia Med
Producción y               servicios
40 millones de euros
12.12.2012

Fuente: Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (Bulgaria).

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

En septiembre de 1999 Bulgaria adoptó una nueva Ley de Control de Cambios, en vigor desde enero de 2000, de acuerdo con la liberalización del mercado de capital. En este sentido, las entradas y salidas de capital efectivo se realizan en el marco de un régimen liberal y quedan liberalizadas definitivamente las inversiones extranjeras en el país, permitiéndose la repatriación libre de beneficios y suprimiéndose los impuestos a las inversiones exteriores, concediendo así trato igualitario a las inversiones extranjeras y a las realizadas por nacionales.

El control de intercambio de divisas se basa en el principio de la libertad de actuar, realizar transacciones y pagar. Las transferencias se efectúan de con la “Ley de Cambios” (Foreign Exchange Act) (efectiva desde el 1 de enero de 2000) y la Ordenanza número 10 (fechada el 10 de diciembre de 2003) del “Reglamento sobre exportación e importación de dinero en efectivo, metales y piedras preciosas” (Export and Import of Bulgarian Lev and Foreign-Currency Cash in Hand, Precious Metals, Precious Stones and Articles Thereof) y en el mantenimiento de los registros aduaneros según el artículo 10ª de la “Ley de Cambios”.

Régimen de registros: Ciertos tipos de operaciones tienen que ser comunicados al Banco Nacional de Bulgaria no más de 15 días después de su ejecución. Éstas son:

  1. Operaciones entre personas locales y extranjeras que impliquen préstamos (entrantes o salientes) de más de 10.000 levas.
  2. Abrir una cuenta bancaria en el exterior, independientemente de la cantidad de dinero.
  3. Realizar inversiones en el exterior, independientemente de la cantidad.

Pagos internacionales y transferencias:

Entrada de capitales: Cualquier persona, nacional o extranjera, puede introducir en el país una cantidad ilimitada de levas u otra divisa en efectivo, existiendo obligación de declarar ante las autoridades aduaneras cantidad y tipo de divisa en caso de que la cuantía supere las 5.000 levas.

Salida de capital del país:

a) Residentes y no residentes:

  • Hasta 10.000 levas, o su equivalente en otra moneda, no hace falta declaración;
  • De 10.001 a 30.000 levas, o su equivalente en otra divisa, es necesario declarar, ante las autoridades aduaneras.
  • Para cantidades superiores a 25.000 levas, o su equivalente en otra divisa, es necesario declarar, ante las autoridades aduaneras, la cantidad de dinero y el origen de los fondos; así como, presentar un certificado de la respectiva oficina de hacienda, certificando que no se deben impuestos atrasados.

Fuera de los casos anteriores, se requiere permiso del Banco Nacional Búlgaro. Se prohíbe la entrada y salida de capital, levas o moneda extranjera, mediante servicio postal, salvo en el caso del Banco Nacional Búlgaro y los bancos comerciales.

Informes al Banco Nacional de Bulgaria: Las compañías locales tienen la obligación de informar de los pasivos que tengan con personas (físicas o jurídicas) extranjeras al BNB trimestralmente. Los individuos locales deben proporcionar informes anuales de sus pasivos con el extranjero.

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

En septiembre de 1999 Bulgaria adoptó una nueva Ley de Control de Cambios, en vigor desde enero de 2000, de acuerdo con la liberalización del mercado de capital. En este sentido, las entradas y salidas de capital efectivo se realizan en el marco de un régimen liberal y quedan liberalizadas definitivamente las inversiones extranjeras en el país, permitiéndose la repatriación libre de beneficios y suprimiéndose los impuestos a las inversiones exteriores, concediendo así trato igualitario a las inversiones extranjeras y a las realizadas por nacionales.

Régimen de registros

Las siguientes operaciones deben ser comunicadas al Banco Nacional de Bulgaria no más de 15 días después de su ejecución.

  1. Operaciones entre personas locales y extranjeras que impliquen préstamos (entrantes o salientes) de más de 5.000 levas.
  2. Abrir una cuenta bancaria en el exterior, independientemente de la cantidad de dinero.
  3. Realizar inversiones en el exterior, independientemente de la cantidad.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex