Noticias

Croacia mejora su tasa de absorción de fondos europeos en 2021

Diciembre - 2021 | Oficina Económica y Comercial de España en Zagreb | Comentarios (0)

Entre 2013 y 2021 Croacia recibió 6682,6 millones de euros más de los que ha contribuido y su tasa de absorción pasa del 47 % (2020) al 63,24 % (2021).

Tradicionalmente Croacia ha sido uno de los países de la Unión Europea con una menor tasa de absorción de los fondos europeos. A finales del 2020, el país balcánico únicamente había desembolsado el 47 % de los Fondos Estructurales de Inversión de la UE (ESIF, por sus siglas en inglés) para los años 2014-2020. Este porcentaje situaba a Croacia a la cola de Europa en lo relativo a la utilización de fondos. Solamente Italia contaba con una tasa inferior.

La característica baja tasa de absorción de fondos europeos de Croacia se explica parcialmente por su reciente adhesión a la UE (2013), así como a carecer de medios y preparación para asumir todos los proyectos. Sin embargo, a lo largo de 2021, la tasa de absorción de los ESIF en Croacia ha mejorado sustancialmente, alcanzado el 63,24 % y situando al país en el puesto 16 entre los 27 Estados miembros.

Esta mejora relativa de Croacia en 2021 se explica por varios motivos. Por un lado, se han desembolsado importantes proyectos de infraestructura a lo largo del año, como el Puente de Peljesac, que incrementó en un 20 % la tasa de absorción. Por otro lado, a lo largo de 2020 y 2021 ha tenido lugar una ralentización generalizada en la absorción de fondos en la mayor parte de los países receptores. Los confinamientos y las dificultades de realizar trabajo presencial causadas por la pandemia han hecho que, en total, el 55 % de todos los ESIF para 2014-2020 no hayan sido utilizados todavía. De esta forma, 303 200 millones de euros, fondos equivalentes a las contribuciones de dos presupuestos anuales, no han sido absorbidos.

No obstante, a pesar de la mejora en el porcentaje de absorción de los fondos, este crecimiento se ha visto atemperado por varios factores. Además de los efectos de la pandemia, Croacia también ha tenido que asumir los efectos causados por los devastadores terremotos que asolaron al país a finales de 2020. Los seísmos paralizaron varios proyectos financiados por la UE, al tiempo que incrementaron la ayuda europea a Croacia. Esto ha ralentizado el crecimiento en la absorción. Estas cuestiones ponen en riesgo los fondos disponibles, pero que aún no han sido desembolsados.

En total, Croacia recibió unos 10 731 millones de euros como parte de ESIF 2014-2020, que deberán de ser gastados antes del final de 2023. En 2020, únicamente se habían absorbido el 47 %. A lo largo de 2021, informa Jutarnji, la tasa se ha incrementado y en total se han desembolsado 6790 millones de euros o el 63,24 % de los fondos disponibles.

El país balcánico se sitúa por encima de la media europea en la tasa de fondos comprometidos. En diciembre de 2021 había firmado contratos de financiación por valor de 13 200 millones de euros (123,03 % de los fondos disponibles en los ESIF). Sin embargo, la absorción real es significativamente más lenta. El 14 de diciembre, según datos de la Comisión Europea, se habían desembolsado 6790 millones de euros (63,24 %), pero solo se habían completado los pagos de 5610 millones (52,29 % del total).

Esto supone un importante riesgo, ya que los Estados miembros solo tienen hasta finales de 2023 para utilizar los 2871 millones (26,76 %) restantes de los fondos ESIF 2014-2020.

Los Fondos ESIF están compuestos por cinco fondos distintos: el Fondo de Cohesión (CF), el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (ERDF), el Fondo Social Europeo (ESF), el Fondo Agrícola Europeo para el Desarrollo Rural (EAFRD) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (EMFF). En Croacia, el programa con un mayor porcentaje contratado es el Fondo de Cohesión (CF), que alcanza el 132,15 %. Mientras que el ERDF tiene la mejor tasa de desembolso completado, 78,84 % del total.

La gran disponibilidad de fondos europeos de la que dispone Croacia ha convertido al país en uno de los mayores receptores netos de fondos europeos. Entre 2013 y 2021, Zagreb ha recibido 6682,6 millones de euros más de los que ha contribuido. Entre los fondos recibidos destacan los Fondos Estructurales de Inversión (ESIF) 2014-2020 (10 731 millones de euros); el programa React EU (763,17 millones); el Plan de Desarrollo Rural (598 millones), y el adelanto del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (818 millones).

La Comisión Europea da el visto bueno al plan croata de ayudas a las renovables

Croacia mejora en su digitalización, pero sigue por debajo de la media europea


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones:

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex