La economía japonesa se contrajo durante el tercer trimestre
El mayor descenso de la actividad económica desde 2015 se debió a los desastres naturales, pero también a la caída de las exportaciones.
Fuente:  Reuters  -  21/11/2018
Los expertos esperan que la situación económica mejore durante el trimestre actual

El Gobierno nipón señaló la semana pasada que su economía se redujo un 1,2% interanual entre junio y septiembre, una caída superior a la prevista del 1% y que siguió al sólido crecimiento del 3% registrado en el trimestre anterior. Esta mala evolución se debió, principalmente, al descenso del 1,8% de las exportaciones, las peores cifras de los últimos tres años, y de un 0,2% de las inversiones. 

La contracción en la tercera economía más grande del planeta se suma a los crecientes signos de debilidad que empiezan a aparecer en otras partes del mundo, como la pérdida del impulso de la actividad china o la caída de las exportaciones alemanas. A pesar de ello, la Administración japonesa mantuvo su opinión de que la economía continuará recuperándose moderadamente y apuntó a los tifones y al terremoto sufrido, que detuvieron las fábricas y paralizaron el consumo, como los principales responsables de la caída del PIB experimentada en ese trimestre.

No obstante, como informa la agencia de noticias Reuters, algunos analistas recalcaron que esos factores aislados no explican por sí solos la situación, lo que apunta a la preocupante caída de las exportaciones en medio de la desaceleración de la demanda china, un mercado prioritario para Japón, y a las consecuencias de la escalada de las tensiones en el comercio mundial.

Por tanto, y de acuerdo con esta fuente, las fábricas japonesas se recuperaron rápidamente de los desastres naturales del tercer trimestre, pero su mayor preocupación siguió siendo la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ya que amenaza directamente parte las ventas niponas de componentes de automoción, aparatos electrónicos y maquinaria pesada.

Los expertos esperan que la situación económica mejore durante el trimestre actual, pero advierten igualmente de que este repunte podría ser tibio y que el impulso podría perderse durante el próximo año en función de cómo evolucionen los conflictos comerciales.

Además, se espera que el aumento de los impuestos a las ventas, que se pondrá en marcha el próximo año, afecte de forma directa al consumo. El de los hogares representa cerca del 60% del PIB y ya cayó un 0,1% en el tercer trimestre, por lo que el Ejecutivo está considerando implementar un paquete de estímulos valorado en unos 10 billones de yenes, casi 80.000 millones de euros, para compensar el impacto de ese incremento impositivo, pero que, a su vez, incrementaría la ya de por sí elevada deuda.

Las exportaciones japonesas a EE. UU. cayeron en junio por primera vez en 17 meses

El pollo se consolida como la carne favorita de los japoneses

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: