Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

La única "Free Zone" disponible en Qatar es la Qatar Science & Technology Park (QSTP). Se configura como un componente clavede la estrategia fijada por Qatar Foundation para la Educación, Ciencia y el Desarrollo de la Ciudad de la Educación. Su principal finalidad es promover las relaciones de las instituciones académicas, facilitar la innovación y la transferencia de tecnologías desde el campo de la investigación hasta el mercado.

Esta "Free Zone" provee de terreno y edificios y servicios para instalaciones públicas y privadas dedicadas a la investigación y desarrollo y también a empresas de base tecnológica.

Alguno de los beneficios que este tipo de empresas puede obtener al obtener la pertinente licencia para establecerse en el QSTP serían:

  • Operar como una compañía local y no operar como una branch de una compañía extranjera.
  • Se permite mantener un 100% de la propiedad en manos extranjeras.
  • Se les beneficia con el permiso para contratación de empleados expatriados.
  • Están exentos del pago de impuestos.
  • La importación de bienes, equipos y herramientas para dicha free zone estará también exenta de derechos arancelarios.
  • La repatriación de beneficios y de capitales es totalmente libre.

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

El Gobierno es en este país el usuario final de una amplia gama de productos y servicios. Las licitaciones (tender) del Gobierno se dividen en dos secciones: El Comité Central de Contratación (CTC) del Ministerio de Comercio y Economía que maneja adquisiciones de grandes contratos y los más pequeños se llevaban por comités de contratación de cada Ministerio. Las empresas interesadas en vender sus productos o servicios vía concursos públicos deben hacerlo a través de agentes locales o estableciéndose en el país. Además, para ser invitado a los concursos, será necesario estar registrado con los organismos públicos pertinentes.

Las principales entidades que están convocando concursos internacionales son:

Ashgal, Public Work Authority, tiene la responsabilidad de manejar los grandes programas de obras del Estado que antes dependían del Ministerio de Asuntos Municipales y Agricultura. Ashghal ha sido concebida como una Autoridad independiente con su propio presupuesto

  • Kahramaa ,es el organismo gubernamental de producción y distribución de agua y electricidad Catar, -Qatar Water and Electricity Corporation-.
  • Qataridiar
  • Qatar Railways Development Company
  • Qatar Foundation

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

Los incentivos a la inversión se regulan a nivel oficial por el Investment Promotion Department, una sección perteneciente al Ministerio de Economía y Comercio. A través de este Departamento, el Gobierno catarí respalda la participación extranjera en empresa mixta (joint ventures) a través de su participación en los campos del suministro tecnológico, administración del mercado y participaciones de capital. El Gobierno ofrece incentivos fiscales, precios de suministros más ventajosos o incluso la exención de las tasas de importación a todos aquellos materiales u objetos que sean necesarios para el establecimiento del inversor extranjero, a la inversión para las joint ventures en determinadas áreas de actividad.

La fiscalidad constituye uno de los principales atractivos de Catar para la inversión extranjera. No existe impuesto sobre la renta de las personas físicas y el impuesto de Sociedades se sitúa en el 10%. Igualmente, no hay impuesto sobre el valor añadido.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

Son varias las formas de acceso al mercado que puede plantearse una empresa.

1) SIN ESTABLECIMIENTO PERMANENTE

1.1.- Venta directa

Se puede realizar la venta directa desde España a importadores catarís directamente, siempre y cuando estos tengan licencia de importación.

Hay que tener en cuenta que el producto se despacha en aduanas siempre con su número de importación catarí (o empresa 100% catarí o filial de mayoría catarí). Un extranjero no puede hacerlo ya que no cuenta con licencia de importación.

1.2.- A través de un importador-distribuidor

Lo más común para realizar una actividad comercial en este mercado es recurrir a un importador o distribuidor local.

El Acuerdo de Distribución lo tendremos que firmar siempre con un local, y aquí se pueden dar 3 situaciones:

La firma con una empresa local 51% local / 49% extranjero. Esta será la situación más favorable para la empresa española ya que estará más protegida al no aplicarse la ley de agencias, sino la ley de contratos. Sin embargo, será necesario cuidar la redacción de las cláusulas.

La firma con un catarí o empresa de capital 100% catarí, pero que no registre el Acuerdo de Distribución inmediatamente, sino que tarde en hacerlo. En este caso y durante el tiempo que el acuerdo no esté registrado, no estaría sujeto a la Ley de Agencias Comerciales, y se puede aprovechar este tiempo para verificar y confirmar la idoneidad de la labor del agente.

La firma con un catarí o empresa de capital 100% catarí y que el acuerdo se registre ante el Ministerio de “Economy and Commerce”. En este caso el Acuerdo se regula por la ley de Agencias Comerciales que protege tremendamente al catarí

La experiencia demuestra que antes de firmar nada, es IMPRESCINDIBLE verificar y confirmar el correcto desempeño de la labor del agente-distribuidor elegido. El coste de indemnización para romper el contrato de Agencia es muy elevado y tedioso.

Algunos parámetros a tener en cuenta antes de firmar un Acuerdo de Distribución a los que es necesario prestar atención:

  • Contar con asesoramiento legal
  • Fijar fecha de finalización del contrato
  • Especificar territorio
  • Especificar productos (uno, varios o todos los de la exportadora)
  • Fijar objetivos de ventas: puede ayudar como causa para terminar contrato

Realizar la selección del agente con cautela y diligencia, por lo que el asesoramiento legal previo se presenta necesario.

1.3.- A través de un representante de la empresa española trabajando con el importador-distribuidor en Catar y el resto del Golfo. (o que esta persona trabaje desde una filial en zona franca).

En muchos casos, la empresa decide dar un paso más en este mercado y enviar a una persona que trabajará en las oficinas del importador/distribuidor. Esta persona será la encargada de promocionar el productor y establecer o ampliar la red comercial. Asimismo, será la responsable de reforzar la labor del distribuidor, dándole soporte en las áreas de marketing, comercial, etc. Generalmente, esta persona desempeñará estas funciones, no solo para el mercado de Catar, sino para todos los países del Golfo.

Esta figura (tanto si opera desde la estructura del distribuidor como desde una pequeña oficina propia en Catar o desde una zona franca de EAU) es la más utilizada por las empresas extranjeras y españolas con más éxito que están realizando actividades comerciales en esta región. Es la mejor fórmula de acceso a este mercado en términos coste-beneficio para realizar una actividad de promoción y comercial.

2) CON ESTABLECIMIENTO PERMANENTE.

Las distintas formas de implantación en Catar son:

2.1.- Oficina de Representación

2.2.- Sucursal

2.3.- Filial (joint-venture) en Catar

2.3.- Establecimiento en Zona Franca

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

Agencia Comercial

No se trata de una forma de establecimiento en el país si no de una forma de entrada ya que es la vía que supone menos compromiso para la empresa extranjera a la hora de exportar productos al mercado catarí. No es posible exportar a Catar si no se dispone de una contraparte local en el país que disponga de una licencia de importación. A menos que se trate de una venta puntual, lo normal es que estas exportaciones se realicen por medio de un agente local y se formalice un contrato de agencia. Hay dos tipos de agencia en Catar:

  • Agencia registrada. Se trata de aquellos contratos de agencia que se registran en el Ministerio de Economía y Comercio y que se realiza con agentes registrados (siempre serán personas físicas o jurídicas locales). Este tipo de agencias quedarán sujetas a lo dispuesto en la ley 8/2002 y enmendada por la ley 8/2005, de Agencia Comercial. Por agencia comercial se entiende “representación para la distribución, venta o promoción de un producto o servicio a cambio de una comisión o beneficio sobre la venta” equiparando por tanto, los términos agente y distribuidor a efectos jurídicos. Siempre es recomendable contar con asesoramiento legal a la firma del correspondiente contrato de agencia (“agency/distribution agreement”), ya que cada una de las cláusulas del mismo son determinantes, y es al contrato y sus cláusulas a las que se recurrirá en caso de que surjan problemas. El “agency agreement” puede depender del sector, actividad y producto a cubrir por el mismo. Hay diferentes modelos que se pueden ajustar a las necesidades del exportador. En términos generales, hay algunos aspectos importantes a incluir:

1) Período de duración, particularmente en lo que se refiere a la fecha de inicio y finalización del mismo.

2) zona geográfica de cobertura.

3) Indicar unos objetivos de venta.

4) Definir las condiciones de la exclusividad.

5) Definir las causas de cancelación del contrato.

Según lo expuesto en esta ley, los contratos de agencia para ser válidos tendrán que tener carácter de exclusividad, y un objeto de distribuir o vender productos en el mercado local en nombre de un tercero (principal) a cambio de una comisión sobre las ventas (máximo legal: 5%). Si no se establece una comisión, será un juez quien determine la cantidad. Estas agencias podrán ser de dos tipos:

-Duración limitada, cuando en el propio acuerdo se plasma una finalización determinada

-Duración ilimitada, en cuyo caso el contrato de agencia solo podrá ser concluido por acuerdo entre ambas partes

En cualquiera de los dos casos mencionados en caso de concluir un contrato de agencia existirá una compensación al agente catarí, que será potencialmente mucho más costosa en el caso de las agencias de duración ilimitada

  • Contrato de distribución (contrato de agencia no registrado). En este caso se estará sujeto a lo que se exponga en la ley de comercio 27/2006, ya que la ley de agencia catarí lo reconoce como una figura atípica equiparable a un contrato de agencia no registrado. En caso de que el contrato de agencia no se registre, no se lleve a cabo el registro del contrato en el ministerio, o no cumpla alguna de las características expuesta en la ley de agencias, se equiparará a un contrato de distribución.

Cada una de las variantes tiene sus ventajas e inconvenientes. En la agencia registrada se tiene más compromiso con el agente local y exige una exclusividad. Por ello la mayoría de las empresas optan por el contrato de agencia no registrada.

La selección de un agente comercial es de vital importancia para la empresa extranjera, por lo que se recomienda realizar una intensa labor de investigación para asegurarse de que el agente comercial no vende productos de la competencia. En la práctica, no es inusual encontrar situaciones en las que el agente comercial accede a la representación de un producto, sobre el que no tiene ninguna intención en realizar labores comerciales o de marketing, para prevenir la competencia con otros productos que él mismo representa. Son muchas empresas, las que operan con agentes locales, a través de acuerdos verbales debido a la complicación que supone la finalización de un contrato de agencia registrado. En algunas ocasiones, el distribuidor quiere un mayor compromiso legal que se cubre por parte de la empresa exportadora con la firma de una carta en la que se reconoce al agente local como distribuidor de la empresa (se denomina “appointment letter”).

 

Oficina de Representación

La decisión número 142 de 2006 del Ministerio de Economía y Comercio catarí abrió la posibilidad de establecerse en el país mediante una oficina de representación. Como ocurre en otros países, esta oficina sólo podrá tener como objeto promocionar a una empresa extranjera en Catar, así como presentarla a otras empresas cataries o proyectos locales. Realizará además funciones de marketing y relaciones públicas para la empresa extranjera en el territorio de Catar. De esta manera se prohíbe expresamente que una oficina de representación lleve a cabo operaciones comerciales.

La oficina de representación no tendrá personalidad jurídica propia y será propiedad 100% de la matriz extranjera.

En la práctica se presenta necesaria la contratación de un “agente de servicios” nacional (figura análoga a la gestoría, denominada “facilitator” según el Ministerio de Economía y Comercio de Catar) para la apertura de una Oficina de Representación. Es una figura distinta a la de agencia comercial, ya que el “agente de servicios” o “facilitator” en ningún caso, podrá participar en la gestión de la sociedad y no tiene ninguna responsabilidad legal ni financiera con la misma. Los servicios contractuales suelen estar vinculados a las relaciones de la empresa extranjera con el Gobierno de Catar e incluyen servicios específicos como la tramitación de las comunicaciones con los departamentos gubernamentales para facilitar los visados del personal extranjero o la realización de otros asuntos administrativos. Suele ser un trabajo a tiempo completo y profesional y su remuneración es una cuestión puramente contractual entre las dos partes, suele ser anual y estará influida por el número de servicios prestados, el nivel de facturación o el volumen de ventas. Este acuerdo puede ser terminado en cualquier momento de acuerdo a las condiciones del mismo sin obligación de indemnización o compensación pecuniaria.

Sucursal

Este tipo de inversión extranjera se reserva para aquellas empresas que desarrollen un contrato específico para el Gobierno de Catar u otro ente público. Consecuentemente, la sucursal sólo podrá llevar a cabo las actividades necesarias para cumplir con ese contrato, no pudiendo desarrollar ninguna otra actividad económica ni trabajar para el sector privado. Para ello deberá ser aprobado por el Ministerio de Economía y Comercio, y la figura societaria tendrá validez mientras dure el proyecto que se desarrolle cualificado para el gobierno, por lo que el Ministerio de Economía y Comercio la entiende legalmente, como una entidad cuasi-gubernamental. En este caso no se exige socio local, por lo que la sucursal podrá ser propiedad 100% extranjera. En principio las actividades de la sucursal estarán sujetas al impuesto de sociedades catarí, a menos que reciban una excepción especial.

Las sucursales son habituales en sectores como la construcción, infraestructuras, ingeniería y otros campos relacionados donde no existen empresas locales con la suficiente experiencia y el gobierno concede directamente una licitación pública a una empresa extranjera determinada.

Antes de describir los distintos pasos a completar para registrar una empresa comercial, se debe hacer alusión a la figura del “agente de servicios” nacional (figura análoga a la gestoría, denominada “facilitator” según el Ministerio de Economía y Comercio de Catar) para el registro de una sucursal u oficina de representación. Este “agente de servicios” o “facilitator” facilita las relaciones burocráticas con la administración a la hora de registrar la empresa (si contamos con un socio local, en caso de constituir una filial, normalmente será él o alguien designado por él), y además puede ser muy útil a la hora de obtener permisos de residencia, permisos de conducir, conexiones telefónicas, de agua y electricidad, etc. y sus renovaciones.

Formación de una sociedad

Serán necesarios completar los siguientes pasos para fundar una sociedad y obtener el registro comercial:

Estatutos de la sociedad (Memorandum & Articles of Association) en árabe de acuerdo a los estándares facilitados por el Ministerio de Negocios y Comercio y que sean aprobados por ese mismo ministerio.

  • Copias de los estatutos de la sociedad extranjera notarizadas, autentificadas y con el correspondiente sello consular. Asimismo se exige una decisión del consejo de administración o poder notarial autorizando a una persona concreta para establecer una empresa en Catar.
  • Certificado bancario de un banco local del depósito del capital social por parte de los representantes de la compañía. Una vez que la sociedad haya sido creada y el registro comercial realizado, el capital social podrá ser retirado por los representantes de la sociedad para el funcionamiento de la empresa.
  • Registro en la Cámara de Comercio de Catar.
  • Además, se deberán obtener las siguientes licencias:
  • Contrato de alquiler de unas oficinas
  • Licencia municipal según el sector de actividad
  • Licencia de señalización
  • Tarjetas de inmigración para los trabajadores

 

Sucursal o “branch”

En el caso de las sucursales se requerirá:

  • Carta de apoyo de la entidad pública para la que la empresa extranjera es contratada.
  • Copia del contrato con la entidad pública correspondiente.
  • Autorización del Ministerio de Negocios y Comercio para establecer una sucursal.
  • Copias de los estatutos de la sociedad extranjera notarizadas ,autentificadas y con el correspondiente sello consular. Asimismo se exige una decisión del consejo de administración o poder notarial autorizando a una persona concreta para establecer una empresa en Catar.
  • Registro en la Cámara de Comercio de Catar
  • Además, se deberán obtener las siguientes licencias:
  • Contrato de alquiler de unas oficinas
  • Licencia municipal según el sector de actividad
  • Licencia de señalización
  • Tarjetas de inmigración para los trabajadores

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

No existen barreras significativas para las inversiones españolas. En cualquier caso, se debe tener en cuenta que es necesario contar con un socio catarí que controle, al menos, el 51% del capital, para establecer una empresa en el país. En ciertos proyectos que aporten un valor añadido al país, como el turismo, el Qatar Financial Centre podría autorizar un capital social 100% extranjero. El Qatar Science and Technological Park también permite el 100% de capital extranjero para proyectos de ámbito tecnológico.

Volver a índice de Marco jurídico