Experiencias

Entrevista con Dolores Herrán, responsable de desarrollo de negocio de Molecor

Acostumbrada a trabajar en un sector dominado por los hombres, su gran objetivo es ayudar a otras mujeres a abrirse paso tanto en puestos de responsabilidad como en el contexto específico de la internacionalización de la empresa.

Enamorada de las matemáticas y de las ciencias, Dolores Herrán nunca pensó que su vocación inicial, ingeniería industrial especializada en cálculo de estructuras, iba a estar tan alejada de su trabajo actual, no solo por el contenido, ya que vende tecnología asociada a tuberías de agua, sino porque desarrolla su actividad “100% fuera de España”.  

La curiosidad hizo que Dolores Herrán terminara hace unos 15 años en la empresa madrileña Molecor, creadores de una tecnología original de transporte de agua a presión a través de tuberías. “Acabé ingeniería industrial, estuve un año calculando estructuras, que es lo que había estudiado… Pero era muy monótono. Yo necesitaba algo más”, explica. A través de contactos en la universidad, “el networking famoso que ahora diríamos”, y gracias a que cumplía con un requisito ineludible, hablar bien inglés, hoy se dedica a explicar esta tecnología y a hacer implantaciones de ella por todo el mundo.

Herrán cree que aún queda mucho por hacer en su sector, el de la construcción, “todavía muy masculinizado”, y más en puestos de responsabilidad o relacionados con profesiones STEM. “Pero no ya en España, sales a Europa y hay muy pocas mujeres. Eso sí, las que hay, son muy buenas”. Para ella, una posible receta para solucionar esta brecha sería fomentar vocaciones científicas entre las niñas, como intenta hacer el programa ‘Mujer e Ingeniería’ de la Universidad Politécnica de Madrid, impulsado por Sara Martín, una antigua profesora y su referente personal.

Esa inquietud por visibilizar el talento de la mujer le sigue animando a acudir a eventos como el celebrado por nuestra plataforma ‘Mujer e Internacionalización’ el pasado 25 de abril en un intento por crear una comunidad en femenino dedicada al sector exterior. “Como dice el lema de esta jornada, ¡Sal! ¡Créetelo! No creas que no tienes nada que aportar… Y sé generosa, comparte, por ayudar a gente que está como tú. Lo que para mí es nada, a ti te puede significar mucho”, concluye, apasionada.

Descubre la entrevista completa aquí

VÍDEO - ENTREVISTA A DOLORES HERRÁN

[Ljava.lang.Object;@6112e381